sábado, 24 de marzo de 2012

Mis contradicciones.


Alguien me dijo una vez que toda persona tiene sus contradicciones.
Las mías me acompañan siempre. Son varias, pero la que me afecta más es la que tengo entre mi mundo interior y la necesidad de la reivindicación. No estoy del todo en ninguno de los dos lados. Cuando voy a las reuniones, me siento un forastero. Cuando voy a las manifestaciones, estoy solo, en medio de la gente. No pertenezco a ningún grupo, porque no me implico totalmente. No me he convencido de ningún ideario.
Pero reconozco que son l@s que se han convencido de ese ideario (que no comparto del todo) quienes hacen el trabajo, se organizan, movilizan a l@s vecin@s, en fin, mantienen encendida la llama. Les admiro por eso, desde siempre, pero me siento incapaz de ser uno de ell@s, porque mi interior conoce más cosas, siente otras necesidades. No puedo negar lo que se, lo que he sentido, visto y oído.
Nadie puede negarse a si mismo para tener una vida exterior más agradable, o más divertida, o más placentera (con más placer). No funciona. Eres lo que eres, y ya está. Habrá que adaptarse a mirar la vida desde la ventana, colaborar como puedas y sentirte un extraño en todas partes.

No es por nada que hagas. Es por lo que emites, por lo que perciben de ti a nivel instintivo.
Y contra eso no puedes hacer nada.

Cuando conectas de verdad con alguien, siempre hay algún problema. las apariencias, la pareja, el que dirán...
Y mientras, la vida pasa bajo tu ventana.
En realidad, cuando estás bien con un grupo, en seguida sientes la llamada de la soledad. El problema está en mi, no en l@s demás.

Tras años de intentarlo, he decidido no seguir esforzándome. Las cosas son como son y están como están. No estoy en mi situación vital por gusto ni por elección propia.
Pero mi vida es así, y el único camino es aceptarlo.
Aunque para ello hay que desgarrarse el alma de vez en cuando.
También hay momentos buenos, pero siempre tienen que ver con el interior. En lo externo todo sigue siempre igual.
Hay que j0drse!
(O, como decían antes, 'ajo y agua', a jod..se y aguantarse).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.