jueves, 27 de abril de 2017

estudio de símbolos

       Cuando uno o una estudia los símbolos de una cultura, ya sea cristiana, esotérica u oriental, no significa que crea en esos símbolos, o deje de creer.
       Los símbolos son un lenguaje que trata de comunicar un significado. A veces el símbolo pertenece a una religión, pero su significado es perfectamente asumible por personas no creyentes debido a expresar una realidad de la Naturaleza, por ejemplo. Otras veces no es así, pero el que estudia los símbolos estudia lo que cree esa cultura, no él o ella misma concretamente.

       Hago esta precisión movido por el miedo, por supuesto. Hay miles de alucinados que pueden etiquetarme como 'iluminado' (pueden usar su equivalente latino) y arruinar mi vida. O bien, creerme pagano y aislarme, o bien pensar que soy un miembro de una secta y... En fin, todas esas desgracias que han sucedido y suceden cotidianamente.

       El estudio del simbolismo enriquece (al menos el intelecto, si no el bolsillo). Es cultura, y la cultura es la transmisión de ese legado que nos permitió sobrevivir como especie a la Prehistoria.
       Además, el estudio del simbolismo de intelectos gigantescos (y sensibles emocionalmente) como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel Buonarotti, y demás, es un placer artístico e intelectual enorme. Puede aportar valores y sabiduría aunque se discrepe de ellos.
 
       Y, cuando coincide el simbolismo de la basílica del Santo Sepulcro con el de un 'hereje' (y a mucha honra, supongo) como Leonardo, Rafael o Miguel Ángel... ¿Quizá hay algo que no nos han dicho?

      Saludos cordiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.