viernes, 22 de noviembre de 2013

Mumia Abu Jamal -


     'Mumia Abu-Jamal (nacido con el nombre de Wesley Cook el 24 de abril de 1954 en Filadelfia) es un periodista y activista político afroamericano estadounidense, acusado del asesinato del policía Daniel Faulkner y sentenciado a muerte en 1982. Su caso ha generado campañas masivas por su liberación en Estados Unidos y el resto del mundo y las fraternidades policíacas estadounidenses han buscado activamente acelerar su ejecución. Técnicamente, estuvo esperando ser ejecutado entre 1982 y diciembre de 2001, cuando el juez federal de distrito William Yohn revocó la pena de muerte de Jamal. Sin embargo, Yohn reafirmó los cargos contra Jamal, condenándolo a cadena perpetua. El 27 de marzo de 2008, un tribunal estadounidense ordenó revisar la condena a muerte'. (http://es.wikipedia.org/wiki/Mumia_Abu-Jamal).

     La condena a Mumia se enmarca en las acciones que llevaron a cabo estamentos oficiales para inculpar a 'panteras negras' en delitos que no habían cometido, o algo peor (muchos y muchas 'panteras negras' fueron asesinadas). 

    Durante los años de represión de la disidencia política en Estados Unidos se realizaron actos poco legales, o claramente criminales, con tal de eliminar a los integrantes de movimientos como los panteras negras, los 'move', etc. - ('' Agencias, - Filadelfia, el País,  16/5/1985: 'Dos niños y una mujer se encuentran entre las seis víctimas mortales provocadas por el asalto policial, el pasado lunes, contra el edificio en el que se atrincheraban varios miembros de la secta Move, en Filadelfia''  http://www.hemerosectas.org/dos-ninos-y-una-mujer-entre-los-seis-muertos-en-el-asalto-contra-una-secta-en-filadefia/). - 

"COINTELPRO (Counter Intelligence Program), o Programa de Contrainteligencia, es un programa del FBI de los Estados Unidos cuyo propósito es investigar y desbaratar las organizaciones políticas disidentes dentro de los Estados Unidos
.Una investigación posterior por el Comité Church del Senado (véase más abajo) afirmaba que "COINTELPRO comenzó en 1956, en parte por la frustración de los fallos del Corte Suprema limitando el poder del gobierno a proceder de manera patente contra grupos disidentes..." Más tarde el Congreso y varios casos en la corte concluyeron que las operaciones de COINTELPRO contra los grupos comunistas y socialistas excedían los límites estatutarios de la actividades del FBI y violaba las garantías constitucionales de libertad de expresión y asociación". (http://es.wikipedia.org/wiki/Programa_de_Contrainteligencia)
Desgraciadamente, los efectos de aquellos años oscuros (si es que los actuales son más claros)  todavía se ciernen sobre algunos de los protagonistas, como es el caso del periodista independiente conocido como Mumia Abu Jamal, cuyo juicio acumuló una serie tal de acciones anticonstitucionales que su condena a muerte nunca se llevó a efecto, pero la presión del sistema sobre él no ha cejado. 

    Tal como pueden leer en el artículo 'Libertad para Mumia Abu Jamal  (http://libertad-mumia.blogspot.com.es/) , 'En una decisión unánime y rápida, el Tribunal Superior de Pensilvania rechazó la apelación de Mumia Abu-Jamal para revisar de nuevo su sentencia'. MumiaSuperiorCourtDecisionJuly2013. 

    '29 de junio de 2013. A solo unos pocos días después de la presentación de argumentos en la apelación de Mumia Abu-Jamal a la condena en secreto a cadena perpetua, el Departamento de Correcciones del estado de Pensilvania prohíbe sus llamadas telefónicas durante dos semanas'. (mismo enlace) . Se habla de condena en secreto pues se le ocultó a Mumia y a su abogada y de esa forma se les 'escamoteó' el derecho legal a presentar un argumento jurídico para impugnar su condena. 'En su comparecencia ante el tribunal, la abogada de Mumia, Judith Ritter, subrayó que al no conceder a Mumia o a sus abogados el derecho de hacer una declaración oficial, el tribunal les negó la oportunidad de comenzar a construir un argumento jurídico para impugnar su sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional.'

    Ésta sería sólo la última de las negaciones de derechos constitucionales en el largo transcurso de los años. Durante el juicio se mandó de vacaciones al policía que le detuvo medio muerto sobre el pavimento con un disparo en el estómago, se negó la comparecencia de un testigo que vio al asesino del policía huir, asegurando que llevaba un peinado 'afro', cuando Mumia llevaba 'rastas' (y estaba moribundo en el suelo). Se le negó la aportación económica para una defensa legal, en fin, una larga serie de irregularidades que deberían haber invalidado la condena. 
la última de las cuales parece ser, según las noticias, haberles ocultado a él y su equipo legal la revisión de su condena y así impedir que presentaran alegaciones.


Naturalmente, hay muchas personas en Estados Unidos que piensan de forma diferente. En concreto, argumentan que todo eso de la aportación económica para la defensa y del supuesto testigo, y de que el calibre que mató al agente era diferente al arma de Mumia, y que lo del peinado rasta, y que su confesión fue extraída mientras luchaba por su vida en urgencias y lo de que el juez Sabo se destacaba por condenar personas afroamericanas son mitos, es decir, una campaña favorable a Mumia pero basada en la nada.

Bien, la pregunta es: ¿Si tan endebles son esos argumentos, si los hechos están tan claros, cómo es que no consiguieron hacer cumplir la condena durante todos esos años en el corredor de la muerte, cómo es que se ha revisado su juicio?






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.