jueves, 7 de junio de 2012

Ahora Putin. La mayoría durmiente.

Las leyes anti-movilizaciones ahora se endurecen en Rusia. Los recortes han llegado a los Derechos Democráticos más básicos, como el de manifestación.
Ya sin tapujos, sin disimulo. ¿Para qué vamos a disimular? Penalizar el ejercicio de un derecho básico en la Democracia es reconocer 'de facto' que no se es demócrata, ni propenso a serlo.
Lo malo es que la misma penosa situación se vive en todo el mundo: cuando le tocas lo que no suena al poder, en ninguna parte es democrático.
Quienes tienen el control del aparato del Estado demuestran estar al servicio de intereses ajenos a los de la población, con lo que la apariencia de democracia desaparece.
Mientras consigan que una mayoría siga engañada por la hipnosis colectiva, el engaño funcionará. De ahí surgen las principales críticas al Movimiento 15M: 'Es que una mayoría más numerosa votó a tal o cual, así que vosotros no sois la Asamblea del Pueblo'. Es cierto, hay más personas dormidas y engañadas que despiertas. Mientras eso siga así, el Tercer Mundo seguirá siendo el rehén de la élite del Primer Mundo (no de sus habitantes, ya que somos rehenes igualmente, nuestros hospitales y escuelas son rehenes, nuestr@s parad@s, nuestr@s pensionist@s, son rehenes), y quienes tengan la osadía de denunciar los abusos serán reprimid@s duramente, con la complicidad o pasiva permisividad del resto de la población.
La cúpula de un partido Anticapitalista está denunciada por una Caja de Ahorros por haber protestado en sus oficinas, con peticiones de cárcel.
Decenas de manifestantes españoles, rusos, estadounidenses, franceses, griegos, y me dejo países, están en libertad condicional con cargos, o simplemente en la cárcel.
Todavía hoy la mayoría duerme, y el engaño sigue funcionando.

¡Hay del día en que el Pueblo despierte! (ya lo dijo uno que no citaré)
Un miembro de la oposición rusa ya lo ha avisado: 'reprimir de esta forma las protestas democráticas es dar el primer paso a una guerra civil, y ya sabemos lo que eso trae: sangre, pobreza y dolor'. (la cita no es textual, es de memoria y sólo aproximada)

Es cierto, el 15M no es toda la sociedad. Ni siquiera la mayoría. Por desgracia. Para que la salida a este sistema sera pacífica y sin violencia, es necesario que una mayoría de la población lo cambie bajo las premisas de pacifismo y creatividad del 15M.

Lo que hemos de cambiar no es de mandatario, sino de forma de hacer las cosas. Empezando por nosotr@s mism@s.
Veo reproducidas en mi pequeño círculo las mismas luchas por el poder, aunque sea mínimo. Los mismos engaños. No somos mejores que quienes nos gobiernan, porque estamos condicionados por las mismas ideas absurdas,
y es eso lo que hemos de cambiar.

SE TU LA REVOLUCIÓN QUE DESEAS EN LA SOCIEDAD.
RIGE TU CONDUCTA POR LOS PRINCIPIOS QUE DESEAS VER REFLEJADOS EN EL PODER.
NO ESPERES QUE EL CAMBIO VENGA DESDE ARRIBA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.