martes, 15 de mayo de 2012

¿Qué busco?


A veces tengo un interés por un tema y ese interés perdura durante un tiempo, pareciendo una especie de obsesión.
No es una obsesión malsana, dado que no me impide dedicarme a otras cosas, y siempre termino por aprender algo de ese tema, y sobre mi mismo.
Con los años he llegado a preguntarme ¿qué busco realmente en las cosas? ¿qué me produce esta obsesión por un tema, por un gorro, por unas imágenes?
Aprender y autoliberarme. O aprender a autoliberarme, ser más feliz, menos profundo y más sencillo. Más coherente, menos miedoso.
Sin pisar sendas peligrosas, encontrar los regalos de la vida, aquellas cosas que se que he de vivir, aprender y compartir.
Comprender cuáles de esos regalos guardan tesoros insospechados, de salud, de libertad.
Cuando uno se comprende mejor, también puede ser más feliz. Encontrar el camino al hogar. Al de verdad.
Ser libre para disfrutar de las cosas sencillas de la vida, las que otr@s han tenido siempre, porque eran más libres, o se aceptaban más, o tenían menos miedo a implicarse, a recorrer senderos diferentes a aquellos en los cuales hemos sido adoctrinad@s.

A veces busco sólo a alguien. Alguien especial. Y ese alguien puede estar a veces inmerso en una realidad que de habitual yo rechazaría, pero uno es un lote completo, con lo bueno y lo menos bueno. Y encontrar ese alma requiere a veces rozar lo prohibido. (A veces se prohíbe por intereses creados de entes ajenos a mi).

A veces busco un objeto que me cuenta su historia, objetos diversos que finalmente me cuentan una historia.

En fin, busco vivir momentos interesantes o instructivos.

Y tener el valor de vivir.
Aprender a tener el valor de vivir.


Es un proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.