jueves, 31 de mayo de 2012

Algun@s los tienen muy claro:

('Mírame, créeme, obedece.')

Algun@s tienen muy claro que viven en un mundo de ilusiones. Es el Ilusionismo llevado a la enésima potencia. Las cosas son verdad si aparecen en la tele, y lo que no ha salido en los medios no existe.
Nos injertan clichés estereotipados a través de los cuales juzgamos la sociedad y el mundo, y aún nos extraña que nuestra vida no sea satisfactoria.
No nos satisface porque el ser humano está hecho para la verdad, la belleza y el amor, y nada de eso existe en un mundo de intereses egoístas, antinatural, lesivo para el Planeta y la Vida, y sin goce ni amor suficientes.

Aún se extrañan de que nuestr@s jóvenes partan en pos de paraísos extranjeros, ajenos a su cultura. Porque su cultura ya no es la cultura local, sino algo que está en algún punto del futuro. En algún momento, en algún lugar, estarán felices y satisfech@s. 
En ciertas fases de su vida consiguen tener ese paraíso en su propio hogar, pero eso es llevando un tipo de vida que para los Medios es un poco 'cutre', cuando no subversivo contra el sistema.

Y tod@s quienes juzgan el mundo y la sociedad a través de los filtros que los medios ponen entre su visión y la Realidad les miran con desagrado y desconfianza.
Tienen diversa ideología, o ninguna ideología, pero tienen muy clarito que esta sociedad les hace infelices.  Y esa es una percepción para la que no hacen falta estudios. Puede un@ engañarse a sí mism@ durante más o menos tiempo, pero finalmente el vacío en su existencia le dice que algo anda mal. 

La insatisfacción. El único producto realmente original de nuestra cultura alejada de lo Verdadero, lo Hermoso y lo Justo.

Es lógico que tanta frustración produzca fealdad en ocasiones. Resentimiento y rebeldía.

Sin problemas: el sistema lo tipificará como un delito y listos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.