jueves, 17 de mayo de 2012

Laura, llibertat.

Hoy por la tarde la sindicalista de CGT Laura Gómez saldrá por fin a la calle, con una fianza de 6.000 euros (a dos mil euros por fotocopia de billete quemada ante la Bolsa de Barcelona). Desde el 26 de abril pasado está prisionera, presa o llámalo como quieras, retenida en prisión contra su voluntad, 21 días presa. ¿Su delito?: haber quemado unas fotocopias de billetes bancarios dentro de una caja de cartón frente a la Bolsa de Barcelona. ¿La acusación?: todas y cada una de las acciones que se llevaron a cabo durante ese día en la Bolsa de Barcelona.

Esta dinámica de 'hacer escarmiento' va contra el Derecho, y contra el Estado de Derecho, dado que existe el principio de responsabilidad personal, es decir, a nadie se le puede hacer responsable de actos de otras personas.
Si en la Bolsa de Barcelona se hizo algo indebido, es deber identificar a quien lo hizo, no coger al primero que pasa por allí y hacerle 'cargar con el muerto', o 'cabeza de turco'. La propia frase ya indica el talante de tales acciones.
Ya pasó el año anterior durante el desalojo del 'Banco no se qué' en la Plaza de Catalunya (#Plaça de la Llibertat), cuando un reconocido activista zapatista fue identificado, apresado y acusado sin haber hecho nada que el resto de los miles de manifestantes no hubieran hecho.
Otros chicos durante el 29M pasado, esta vez militantes de CCOO, fueron responsabilizados de actos que sucedieron TRAS SU ARRESTO. Encarcelados por la mañana, se les responsabiliza de los disturbios de la tarde. Heavy y surrealista. Propio de otros regímenes que no la Democracia ni el Estado de Derecho.

Tras ser retenid@s durante una acción de protesta y ver cómo l@s agentes destrozaban el lugar, para luego culparles a ell@s, la frase escuchada por la hija de un amigo mío y sus acompañantes en boca de un mosso: 'Esto os lo vais a comer vosotros'. 
Est@s mossos son demasiado jóvenes para saber que esas cosas sólo pasaban durante la Dictadura franquista, y provocaron la repulsa del mundo occidental.

La política de 'escarmiento' ha sido usada muchas veces. Hay chicos en prisión acusados de cosas que forenses médicos o incluso alcaldes de la ciudad en ese momento en activo testificaron que eran falsas.
Ese germen antidemocrático es una tentación del poder: del poder policial, del poder judicial, del poder político. Es más fácil coger al/a primer@ que pasa por allí y acusarl@ para dar una imagen pública de eficacia, que hacer una investigación muchas veces imposible para delimitar responsabilidades.
Sin embargo, recuerden la frase grandilocuente de los COP americanos, a quienes tantas veces tratan de imitar: 'Es preferible que escape un culpable que encarcelar a un inocente'.

El interés del Estado de Derecho a largo plazo exige pureza en la práctica tanto policial como judicial. Cuando la sociedad llega a ver claramente que el poder chulea nuestros derechos según su conveniencia, y a pensar que los 'antisistema' al fin tenían razón en su rechazo radical al orden establecido, de repente la Sociedad entera se hace Antisistema.
Y eso es malo para la Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.