viernes, 11 de mayo de 2012

Skateboards, longboards y Piratas.



Buscando inspiración en otros blogs (ejercicio de humildad que recomiendo, porque Internet no deja de ser una Red cuya fuerza está en que estamos tod@s), he encontrado este vídeo de un grupo escocés. ¿Quién no ha escuchado esta canción tan refrescante en alguna de sus innumerables versiones? Aquí la dejo para que la disfrutéis.
Y dejo el enlace del blog 'Canciones en el recuerdo', donde la encontré.http://www.cancionesenelrecuerdo.com/?expref=next-blog

Parece ser que vivo en la capital mundial del 'skate', o skateboard, o sea, el monopatín. Ya me había dado cuenta de que cada vez hay más, y de que much@s de ell@s son de fuera.
El Skate es parte integrante del Hip Hop, junto con los Graffiti y el Breakdance. Yo añadiría el Reggae, dado que la simbiosis entre hip hop y reggae es creativa (sólo has de escuchar 'Welcome to Jamrock', del menor de los hijos de Bob Marley, Damian 'Jr. Gong' Marley o cualquiera de sus otros temas para darte cuenta). A lo mejor los puristas o los que entiendan de verdad de esto, no como yo, no estarán de acuerdo, pero creo que el espíritu del Hip Hop es al menos similar al del Reggae: rebeldía frente a Babylon (el sistema capitalista).
He leído un artículo en El Periódico sobre ello y os dejo el enlace más abajo.

El fenómeno del monopatín en Barcelona es inseparable del resto de peculiaridades de la ciudad. Durante mucho tiempo pasamos por ser 'tope modernos' al permitir los desnudos integrales por la calle, o los mercadillos de segunda mano en las playas del lado del Club Natación Barcelona patrocinados por una famosa marca de cervezas. O la proliferación de bicicletas y patinadores en línea.

El Ayuntamiento intenta frenar esta muestra de libertad individual y l@s practicantes de Skate deben disimular sentándose sobre sus tablas cuando aparecen agentes uniformad@s, para luego proseguir su ejercicio. Es una dinámica estúpida, que sólo consigue cabrear igualmente a l@s agentes, que consideran con razón que tienen cosas más importantes que hacer que perseguir 'skaters', y a quienes estaban divirtiéndose de lo lindo hasta que ell@s llegaron.
El consistorio trata de ubicarles en lugares prefijados, pero el encanto del board es la libertad que se siente al practicarlo, y no convence la libertad restringida o teledirigida.

Como peatón, lo cierto es que me llevo algún que otro susto cuando est@s practicantes pasan entre las personas de a pie sorteándonos en ágiles maniobras que a ell@s les divierten mucho, lo mismo que cuando las bicis, que tienen toda la acera para maniobrar, pasan a menos de un metro de mí a toda velocidad, muchas veces desde detrás, dándome un susto.

Pero prefiero esos sustos a la prohibición, a la hipócrita apariencia de un orden limpito y ordenado mientras l@s ciudadn@s de esta urbe canalla duermen en la calle por las noches, al amparo de un cajero automático o en los rincones más resguardados, no sólo de las inclemencias del tiempo, sino del vandalismo ultra.
Prefiero insultarles por lo bajo, pero admirar su sentido de la libertad, y su capacidad para llevar a cabo actividades interesantes y satisfactorias, mientras que otr@s sólo se ocupan de amargarnos la existencia o chuparnos los eurillos.
http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/skate-park-trias-convence-los-patinadores-1769521

Prefiero, al fin, como José de Espronceda, la Canción del Pirata, poema que le causó problemas con la corona y la inquisición.


Canción del pirata

 Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,

no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman, 
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

 La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento, 
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa, 
y allá a su frente Stambul:

 «Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza 
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.


 Veinte presas
hemos hecho
a despecho 
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies. 

 Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

 
 Allá muevan feroz guerra 
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes. 

 Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta 
mi derecho
y dé pecho
a mi valor.

 Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad, 
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

 A la voz de «¡barco viene!»

es de ver
cómo vira y se previene 
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

 En las presas
yo divido
lo cogido 
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza

sin rival. 

 Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

 ¡Sentenciado estoy a muerte! 
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,

colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío. 

 Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo 
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

 Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad, 

mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

 Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor 
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

 Y del trueno
al son violento, 
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado 
por el mar.

 Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.» 


De: Antología de los mejores poetas castellanos, Rafael Mesa y López. Londres: T. Nelson, 1912. http://users.ipfw.edu/jehle/poesia/pirata.htm






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.