viernes, 2 de marzo de 2012

Poesía y acción.























Las nuevas movilizaciones me pillan a mi en un momento especialmente introspectivo, poco dado a luchas sociales. He aprendido a respetar esos ciclos internos. Sólo soy uno más, no he de forzar las cosas. Muchas veces, después descubro lo acertado de no implicarme.
En estos días estoy recorriendo el camino de la Poesía, de nuevo. Hay y hubo poetas socialmente implicados en las luchas de su tiempo. Una cosa no quita la otra.
Pero cuando la Poesía se centra en los sentimientos, realmente uno no tiene muchas ganas de andar chillando por las calles, pese a que es necesario, y tal vez me fuerce a participar en las movilizaciones.

Pero ¿dónde estaban l@s #Indignad@s el día de la votación? ¿Para qué recorrimos las calles, pitamos, paramos la circulación, pasamos horas y horas formando cordón en la Plaza de Cataluña? ¿Para que dejásemos las Elecciones en manos del partido ese que ganó?
Somos muy progres, 'no nos representan', somos la leche de pur@s y nos negamos a mancharnos en la mentira institucional... así que ganará 'el otro'.
¡Genial! ¡Guay!
No tengo ganas de seguir pateándome el Paseo de Gracia o la Vía Laietana, dejándome la garganta en el intento, para que luego nos vayamos de 'picnic' el domingo de Elecciones y gane 'el otro'.

Mejor me dedico a la poesía, a mis sentimientos, a sobrevivir interiormente, a conocer personas sensibles y buenas que son fieles a sus sentimientos y pensamientos.
En eso estoy. Quizá cuando recupere la pluma de escribir sonetos, recupere también mi capa hidalga y mis ganas de chillar 'Fulano Dimissió!'
(Le llamaban, le llamábamos, Dimissió).
http://personalkosmic.blogspot.com/p/le-llamaban-dimissio.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.