martes, 13 de marzo de 2012

El secreto de sentirse joven

No está en ninguna medicina, a pesar de que están investigando el gen del envejecimiento y haciendo experimentos con pobres animalitos (bueno, en este caso quizá afortunados, pues viven mucho más y mejor que sus otros congéneres).  Puede que pronto algun@s disfruten de larga vida y prosperidad. Lo de prosperidad es porque seguro que quienes lo disfruten serán de la élite. No creo que haya mileuristas inmortales de momento.

No. Cuando piensas que tienes cincuenta años y tus posibilidades de vivir cosas que no diré pero que cualquier varón de cincuenta imaginará se están reduciendo cada día, y te sientes como un trapo (ignoro si esto vale para las mujeres también), el secreto de la eterna juventud está en tu plexo solar. Lo he descubierto hoy.
Te deprimes, sientes pena de ti mismo, nostalgia, deseo frustrado... ¡el secreto consiste en olvidar tu físico! Tu vitalidad, tu energía vital, tu Ki, tu Chi, tu Prana, o como le llames (Vril, Telesman, Shékinah...) subirá hasta tu plexo solar y te dará alegría.
Eso no te resolverá todos tus problemas, pero puede evitar que pienses en suicidarte (lo juro).
Eres, somos, seres de luz, de pura energía, y nuestro cuerpo hace lo que puede por mantenerse a esa altura, pero por dentro, nuestro 'yo' verdadero tiene posibilidades ilimitadas.
Es como nos sentimos lo importante, y que la energía sexual tenga una buena salida hacia algún centro de energía, o hacia el cariño, la amistad o el amor (lo que tengas más cerca de ti). Hay luces que se encienden dentro de nosotr@s. Cada amor frustrado, cada deseo insatisfecho se convierte en una luz que se enciende en tu cuerpo de luz, en tu cuerpo de vitalidad. Y al fin esas luces iluminan tus sentimientos, y dejas de sufrir. (palabra).

Espero que mañana me siga siendo evidente esto que os escribo. Pero el flujo y reflujo de la energía es inevitable. Además, sin un poco de tristeza la alegría es menor, y sin la punzada del deseo insatisfecho, la vida es sosa y aburrida.

Que tengáis larga vida y prosperidad.

Llegó mañana, y voy profundizando en la experiencia. Si nos identificamos con nuestro físico, las posibilidades se reducen cada día (aunque siempre puede haber sorpresas, pero en mi vida no son frecuentes). Pero si has captado, si has tocado tu ser interior, quien eres de verdad por dentro, el tiempo no pasa. Es cierto que las experiencias vividas te marcan, pero también te dejan su don. Como escribió Richard Bach en El Don de Volar: 'Cada problema te deja un don. Busca los problemas, porque necesitas sus dones'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.