miércoles, 7 de marzo de 2012

Día Internacional de la Mujer - Día de la Mujer Trabajadora, 8 de marzo de 1911.



Clara Zetkin instituyó el 8 de marzo de 1911 como Día de la Mujer Trabajadora. En la foto se la puede ver con Rosa Luxemburg,
Ambas fueron militantes del Partido Socialdemócrata Alemán, ambas se opusieron a la Iª Guerra Mundial, y ambas sufrieron por sus ideas, en forma diferente. Mientras que Clara Zetkin fue exiliada por sus actividades en el partido, Rosa Luxemburg fue muerta a causa de su participación en la Revolución de 1919 en Berlín, a pesar de que se hizo contra sus indicaciones.
Ambas fueron activas en la lucha por los derechos de la mujer trabajadora. Esto se derivaba de sus ideas marxistas y su militancia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Clara_Zetkin

http://es.wikipedia.org/wiki/Rosa_Luxemburgo

Hay algo que no queda bien, ni en la Izquierda, y es que un hombre se manifieste feminista, o defienda los intereses de las mujeres.
Como si esos intereses no fueran también los de los hombres.
Como si pudiera haber una liberación exclusivamente de los hombres, dejando a las mujeres en un papel secundario.
Inmediatamente se sospecha de su masculinidad, de sus preferencias sexuales, como si un hombre a quien le gustan sexualmente las mujeres no pudiera comprender que el día en que las mujeres sean libres él vivirá más feliz, en todos los sentidos, y con todos sus sentidos.
Como si no fuera la feminidad uno de sus polos de personalidad.
Como si no aspirase a ser un Ente Completo, un Adán Kadmón, un humano reconstituido en sus dos mitades, en sus dos géneros, más allá del sexo y la apariencia.

Pasa a las mujeres como a los hombres de color en la América de los 60, que eran buenos para morir en Vietnam, pero no para casarse con tu hija. Las mujeres fueron buenas para morir luchando contra el nazismo, pero no para cobrar lo mismo que los hombres.

Y es que quien permite esa injusticia, mañana me recortará el sueldo a mí, a ti (ya lo hacen). Habrá que incluir a las mujeres en la famosa frase atribuida a Bertold Brecht: Los nazis vinieron a por los judíos; como yo no era judío, no hice nada. Después vinieron a por los homosexuales; como yo no era homosexual, no hice nada. Después vinieron a por los gitanos; como yo no era gitano, no hice nada. Después vinieron a por los comunistas; como yo no era comunista no hice nada. Después vinieron a por mi; pero como sólo quedaba yo, ya no pude hacer nada". (Adjudicada a Bertold Brecht).
Igual, digo, hemos de incluir a las mujeres en esta frase, ya que quien oprime o discrimina a las mujeres, mañana me oprimirá a mi, me discriminará a mi.
Basta con que manifiestes tu lado femenino abiertamente (sin necesidad de ser homosexual) para ver cómo algunos se apartan de tu lado como si tuvieras la peste.

Nada se parece más a un machista de derechas como un machista de izquierdas.

Enfermera en el frente. II Guerra Mundial.

Hanna Arendt, filósofa política alemana.

Mujeres de la Resistencia del Ghetto de Varsovia, capturadas con armas.

El orgullo de desfilar tras la liberación del nazismo. Ella estaba allí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.