sábado, 17 de marzo de 2012

Comprender y que te comprendan...

...volar en la sutil claridad del sentido de todo, incluso de aquello que parecía sin sentido.
Ser más que tu mism@, y escapar a la cárcel de materia que el pasado construyó en torno a ti.
Recoger los frutos del ayer, del hoy y que serán del mañana, los dones de la dificultad, de haber estado siempre a contracorriente. Las luces en nuestra alma, las del deseo y las del anhelo. Las de vencer y las de dejarse ir sin fuerzas. Las de saber y las de decir, y sobre todo, las de callar.
Somos como somos, y somos lo que somos, y lo somos porque fuimos. Y nuestra vida es como es porque somos como somos. Una vida a medida, con problemas a medida y frustraciones a medida, una vida de
Prêt-à-porter, con las costuras a medida. ¡Qué lujo!

Pero todo eso deja su poso. Encontraremos el sentido, la explicación, el alivio. la puerta a nuevas alegrías, el olvido de pasados oscuros y terribles, la eclosión de la crisálida, cuando al fin se abren las alas y sale la luz de nuestra vida.

Mientras, el sentido poético salva nuestra lucidez. Compartamos esta luz que en el alma se derrama, haciendo hermoso el sufrimiento, estética la frustración, bella la espera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.