jueves, 29 de diciembre de 2011

Transformación - Transmutación

Se acerca el día de Año Nuevo, aunque el Sol Nuevo ya llegó con el Solsticio, pero ese lapso de diferencia se utilizaba para los festejos que anunciaban el Nuevo Sol.
Yo suelo tener un fin de año solitario, por varias razones, y la verdad es que me gusta. Tengo que reflexionar, que sentir...
Cada Fin de Año es una oportunidad para la Transmutación personal. Como cada muerte y cada renacimiento. Nunca volvemos exactamente igual a cómo nos fuimos, aunque hubiésemos muerto jóvenes y tengamos casi la misma personalidad que en la anterior vida.
Es hora de hablar clarito de las cosas. A quien no le guste, que no lo lea. La injusticia se nutre de la ignorancia, y el Pueblo ignorante es buen esclavo.
La Vida, en mayúsculas, es un milagro continuo. Como dijo Platón: 'la vida de un ser humano es como un libro: cada página es una de sus vidas' (creo que es en El Banquete, o en Los Diálogos. Me quedé muy sorprendido en el colegio cuando leí ese texto, nunca me habían dicho que Platón fuese reencarnista. Así y todo, me costó convencer a la profesora de Filosofía de que era así. Mi profesora hizo toda una carrera de Filosofía y nadie le enseñó nunca que los Platonistas creían en la Reencarnación).

A algunos y algunas nos cuesta más adaptarnos al mundo presente que nos toca vivir porque no es nuestro tiempo. Tenemos una mentalidad de otro tiempo y otro país, y eso es evidente para cualquiera, menos para nosotr@s. pasamos la mitad de nuestra vida preguntándonos la razón por la cuál las mujeres no parecen interesarse en nosotros, o porque estamos aislados socialmente.
Uno, una, emite señales con sus gestos y su actitud, además de ese algo que intuitivamente las personas detectan. Sin decir una palabra, todos se dan cuenta de que estamos como 'fuera de juego'. Y eso tiene un motivo.
Así que tengo material para reflexionar, para sentir, y para amar...

La mitad de la vida intentando comprender la razón, y la otra mitad intentando remediarlo de alguna forma. A veces siento que esta es una vida de transición, para aprender lo que no se me permitió aprender en la última, debido a razones fuera de mi control.
Sientes que vives la vida desde la ventana, viéndola pasar. Ves a l@s demás y crees que están bien ajustados a su existencia. En realidad creo que nadie está tan ajustado como parece.

De los excesos pasados y de su consecuencia ahora, aprendo, y eso me transforma, me hace mejor. No me hace feliz, pero si mejor. Espero poder ser feliz algún día. (O mejor diría, estar satisfecho en mis deseos, que no es lo mismo).
Tampoco soy infeliz. Hay momentos en que la claridad de la realidad es incomparablemente hermosa, pero otras veces hay una gran frustración. Lo confieso porque ahora se que esa experiencia es común a la mayoría. L@s que parecen más felices en realidad arrastran un gran vacío, así que una mediana felicidad es suficiente, con momentos más intensos y otros menos.

Espero que vosotr@s seáis felices y satisfagáis vuestros deseos más intensos en el Año que se acerca (y siguientes).
Pulgares arriba, suerte!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.