jueves, 4 de agosto de 2011

Sobre la Ley Electoral. #Unidad Indignada.


Os dejo aquí el texto íntegro de la declaración de Revolta Global, una de las candidaturas afectadas por la Reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (¡Uf, ese nombre me recuerda otros tiempos! 'orgánica', del Régimen... en fin.) Está primero en catalán y luego en castellano.

Bueno, ya no se trata de ser o no partidista (lo digo por poner un texto de una tendencia concreta), sino de que el ataque al 15M y a l@s Indignad@s ya no es sólo policial, sino legal. Ya no podemos presentarnos, es muy difícil, casi imposible. Y es un ataque contra todas las tendencias minoritarias.

El debate político es un Club Privado. Elitista, de nuevo. Política profesional, no apta para l@s ciudadan@s. Sólo para las élites que nos han conducido al desastre.
Frente a esto sólo cabe Unidad.

#Unidad Indignada. (Es una propuesta, por si cuela) Es una idea. Ni l@s tuy@s ni l@s mí@s, sino tod@s unid@s. (¡UI!,¡la que se va a liar!)


"Per Revolta Global-Esquerra AnticapitalistaZapatero ha convocat eleccions anticipades el dia 20 de novembre. Més enllà del simbolisme de la data, la decisió està motivada per la pressió combinada de les grans empreses i bancs espanyols, del PP i del seu propi partit, temorós d’arribar a març amb un Rubalcaba totalment desgastat. El panorama per al PSOE és ombrívol, tot i les contorsions d’un candidat obligat a "girar a l’esquerra" en el discurs però amb una absoluta falta de credibilitat. Mentrestant, el PP espera amb impaciència que passin els mesos per tornar al Govern i aplicar encara amb més duresa la política de retallades socials iniciada pel PSOE i a Catalunya per CiU.Les eleccions es desenvoluparan sota una Llei Electoral escandalosament antidemocràtica. Però hi ha un altra gravíssima retallada democràtica fabricada pel PSOE i el PP, amb el suport de CiU i el PNB que ha passat inadvertida durant aquests mesos. Es tracta d’una reforma de la Llei orgànica de Règim Electoral General (LOREG), aprovada mitjançant la Llei Orgànica 2 / 2011 del 28 de gener per la què, entre altres canvis menors, s’introdueix l’obligació per a tots els partits i coalicions que no tinguin representació parlamentària de recollir el 0,1% de les signatures de les persones amb dret a vot en cadascuna de les circumscripcions per les quals es vulguin presentar. Tot el procediment s’agreuja perquè, segons la doctrina de la Junta Electoral Central (JEC), no es pot procedir a la recollida de signatures abans que s’iniciï el procés electoral i aquestes han d’estar convenientment acreditades davant d’un notari o fedatari públic. És a dir, una candidatura que es volgués presentar a les 51 circumscripcions de l’Estat espanyol hauria de recollir més de 35.000 firmes, i una que es volgués presentar a les quatre circumscripcions de Catalunya, més de 5.200, convenientment ponderades per província i acreditades amb la còpia del DNI, i presentar-les al període comprès entre el 27 de setembre, data oficial de convocatòria de les eleccions, i el 17 d’octubre, termini límit per presentar candidatures davant la JEC. Per a organitzacions amb mitjans materials modestos la barrera sembla infranquejable. En realitat, aquesta mesura busca excloure de la participació electoral a un sector significatiu de la ciutadania que no s’identifica amb els actuals partits parlamentaris, bloquejant així l’aparició de noves alternatives i noves formes de fer política enfront dels aparells professionals que controlen el Parlament .Quan el moviment del 15-M demana una reforma en un sentit més proporcional de la Llei Electoral, els partits majoritaris, en la pràctica, afegeixen noves i intolerables retallades del dret de participació política. Lamentem que forces com Izquierda Unida o Iniciativa per Catalunya-Verds, tot i votar en contra de la reforma de la Llei Electoral, no hagin denunciat públicament aquesta mesura regressiva, alertant a la ciutadania sobre aquest nou atropellament antidemocràtic.
Revolta Global-Esquerra Anticapitalista promourà una campanya per exigir la revocació d’aquesta "reforma" que agreuja substancialment el caràcter antidemocràtic del sistema electoral espanyol, introduint un "dret d’admissió" en benefici, especialment, dels partits que des de la Transició es reparteixen el govern de l’Estat espanyol, amb les conseqüències que coneixem i patim. Els hi hem de posar díficil.


"Zapatero ha convocado elecciones anticipadas el día 20 de noviembre. Más allá del simbolismo de la fecha, la decisión está motivada por la presión combinada de las grandes empresas y bancos españoles, del PP y de su propio partido, temeroso de llegar a marzo con un Rubalcaba totalmente desgastado. El panorama para el PSOE es sombrío, a pesar de las contorsiones de un candidato obligado a “girar a la izquierda” en el discurso pero con una absoluta falta de credibilidad. Mientras, el PP espera con impaciencia que pasen los meses para volver al Gobierno y aplicar aun con mayor dureza la política de recortes sociales iniciada por el PSOE.
Las elecciones van a desarrollarse bajo una Ley Electoral escandalosamente antidemocrática. Pero hay otro gravísimo recorte democrático fabricado por el PSOE y el PP, con el apoyo de CiU y el PNV que ha pasado inadvertido durante estos meses. Se trata de una reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General ( LOREG), aprobada mediante Ley Orgánica 2/2011 de 28 de enero por la que, entre otros cambios menores, se introduce la obligación para todos los partidos y coaliciones que no tengan representación parlamentaria de recoger el 0,1% de las firmas de las personas con derecho a voto en cada una de las circunscripciones por las que se quieran presentar. Todo el procedimiento se agrava porque, según la doctrina de la Junta Electoral Central (JEC), no se puede proceder a la recogida de firmas antes de que se inicie el proceso electoral y estas deben estar convenientemente acreditadas ante un Notario o fedatario público. Es decir, una candidatura que se quisiera presentar en las 51 circunscripciones del Estado español debería recoger más de 35.000 firmas, convenientemente ponderadas por provincia y acreditadas con la copia del DNI, y presentarlas en el periodo comprendido entre el 27 de septiembre, fecha oficial de convocatoria de las elecciones, y el 17 de octubre, plazo límite para la presentación de candidaturas ante la JEC. Para organizaciones con medios materiales modestos la barrera se antoja infranqueable. En realidad, esta medida busca excluir de la participación electoral a un sector significativo de la ciudadanía que no se identifica con los actuales partidos parlamentarios, bloqueando así la aparición de nuevas alternativas y nuevas formas de hacer política frente a los aparatos profesionales que controlan el Parlamento. Cuando el movimiento del 15-M pide una reforma en un sentido más proporcional de la Ley Electoral, los partidos mayoritarios, en la práctica, añaden nuevos e intolerables recortes del derecho de participación política. Lamentamos que Izquierda Unida, pese a votar en contra de la reforma de la Ley Electoral, no haya denunciado públicamente esta medida regresiva, alertando a la ciudadanía sobre este nuevo atropello antidemocrático.
Izquierda Anticapitalista va a promover una campaña para exigir la revocación de esta “reforma” que agrava sustancialmente el carácter antidemocrático del sistema electoral español, introduciendo un “derecho de admisión” en beneficio, especialmente, de los partidos que desde la Transición se reparten el gobierno del país, con las consecuencias que conocemos y sufrimos. Hay que intentar, al menos, ponérselo difícil.
1 de Agosto de 2011"  http://www.anticapitalistas.org/ELECCIONES-20-N-RESERVADO-EL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.