domingo, 31 de julio de 2011

Políticamente incorrecto

Hoy me vais a permitir que sea políticamente incorrecto. Que ponga tres o cuatro canciones que pese a su ideología o su contenido me encantan. Ya se que pueden ser incluso ofensivas para algunas personas, pero son hermosas y reflejan sentimientos nobles, si bien son partidistas.

Que no se entienda en modo alguno que son un mensaje subliminal, ni nada parecido. A pesar de sus letras, las pongo aquí por su significado histórico y por su belleza musical. En modo alguno son un llamado a la violencia en ninguna forma, ni a la exclusión, ni suponen una toma de postura política.

Estoy a favor de los derechos de l@s Palestin@s, y a favor del Pacifismo.

El primero es La Esperanza (esa es la traducción de su título). Siempre me ha gustado, pero cuando lo escuché por Barbra Streisand sentí auténticos escalofríos. Ahora bien, se de otr@s ciudadan@s de esa tierra que también ansían vivir libres y en paz en su propio país. Me refiero a Palestina, claro.
Dedico esta canción a l@s miles de jóvenes israelíes indignad@s que comenzaron protestando por la vivienda (como el resto de nosotr@s) pero se están convirtiendo en parte de la Indignación mundial por la injusticia.

La siguiente es el Himno de los guerrilleros, utilizado por l@s partisan@s en Rusia, y por los maquis republicanos españoles. Existen muchas versiones en castellano, pero la versión rusa cantada por el coro del Ejército es de una belleza excepcional. 



La siguiente es La Canción del Partisano, de Anna Marly. De origen ruso, parece que también fue en su origen un canto entonado por l@s defensor@s soviéticas frente a los invasores. Luego se le puso letra y pasó a ser himno y distintivo de la Résistance francesa. Llegó a tener la misma importancia y significación que la Marsellesa durante la ocupación. Hasta los años sesenta fue enseñada obligatoriamente en las escuelas francesas. Su letra es violenta, pero se ha de comprender que era un himno de combatientes en condiciones difíciles. Muchos antiguos resistentes abogan hoy por la Resistencia Pacífica, pero en aquella época la dinamita era patriótica. Pero hoy soy políticamente incorrecto y la pongo.




¡Ah!, y para terminar me falta el Himno de l@s partisan@s del ghetto judío de Vilna. Tiene todo el 'glamour' de la Resistencia y toda la poesía hebrea. Magnífica Chava Alberstein.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.