martes, 19 de julio de 2011

Las luchas importantes y las luchas necesarias. (Pacíficas, a poder ser...)



Existen luchas importantes, imprescindibles, a las cuales no podemos dar la espalda o ignorar.
Eso sucede cuando un puñado de trabajador@s y vecin@s se unen para defender su derecho al trabajo digno y su derecho a la salud.
El Derecho Fundamental a la Salud de tod@s.

Un pequeño grupo de ciudadan@s contra los aparatos del poder y los intereses de las empresas privadas. Y yo diría que no de las empresas privadas de Salud, las cuales ya han declarado que desestabilizar el equilibrio de la Sanidad Pública-Privada sería perjudicial incluso para la Privada. Sino los intereses de un@s cuant@s particulares.






En otros Ambulatorios y Hospitales se realizan actos puntuales para intentar defender un Derecho Fundamental que los intereses privados han convertido en MERCANCÍA.

NO SOMOS MERCANCÍA EN MANOS DE LS PODEROSS.

Las luchas no son importantes por el número de contendientes, ni por el hecho de que venzan, sino por la significación histórica y simbólica que tengan. Por la Verdad que defiendan, por el Bien al que aspiren.

Los Derechos Fundamentales, el gran logro de la Sociedad Civil del siglo XVIII, XIX y XX están en peligro de perderse en el siglo XXI. Penoso, triste y peligroso.

Es una lucha a la cual no se puede dar la espalda, no se puede renunciar si queremos legar a nuestr@s descendientes una civilización humana y justa.

Y esa es una lucha justa, y espero que pacífica, pues el Mundo que deseo para las generaciones futuras es un Mundo Pacífico. Un Mundo en Paz. Un Mundo Justo, un Mundo de Verdad.

No es una cuestión de política. Está en juego el futuro de la Civilización en el Planeta Tierra, el modelo que nos regirá en siglos venideros. Porque la agresión que sufre hoy el Hospital Dos de Maig la sufren todos los Pueblos de la Tierra, allí donde intereses egoístas y privados les niegan sus Derechos Fundamentales.
Esa es la grandeza de esta pequeña lucha. Este es su significado y su simbolismo, y por ello es una lucha irrenunciable, una lucha imprescindible.

Un puñado de personas llenas de razón se enfrentan a muchs podeross.

Como dice Conan el Bárbaro en la primera película de su saga "Oh, Crom, escúchame. No importa nada más, sólo que siete se enfrentan a cien".
Y nosotr@s, además, tenemos razón.
Oh, Pueblo, escúchame. Un@s poc@s se enfrentan a muchs. 

Que los Vientos te sean propicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.