jueves, 9 de junio de 2011

EL SER HUMANO TIENE DIGNIDAD















Y no se le puede quitar.

Los 'mercados' (esto es, los intereses de algun@s) quieren imponer a las instituciones que salieron de mecanismos 'democráticos' (aunque lo fueran formales, y no directos) unas obligaciones que les llevarían (o les han llevado) a traicionar a quienes se supone que representan.

A ver, de una vez: l@s que ocupan cargos públicos sólo son nuestr@s gestor@s, y el dinerito que gestionan y los recursos, son nuestros (de la Sociedad Civil).

Así, ¿cómo convencernos de que nuestros hijos no tienen derecho a educación pública y gratuita, a una Seguridad Social en condiciones, a una jubilación que asegure su vejez y la nuestra?

Cuando hay grandes fortunas cuyo recorte supondría salir de la crisis. Pero recortan a l@s más desfavorecid@s. Con el mismo derecho aplicado a esas medidas, podrían recortar las grandes fortunas, pues no creo yo ser menos digno de respeto que ellas. Esos recortes y situaciones laborales van contra la Constitución (pues sitúan a la población en situación de no disfrutar de sus Derechos Constitucionales).

Quizá es una Constitución burguesa, pero al menos establece unos mínimos derechos y las leyes subsiguientes que articulan la vida laboral y política deberían obedecerla.

Lástima que esa articulación posterior de esos Derechos los niega.

¿Contratos precarios, temporales, trabajo basura?
¿Aumento de la edad de jubilación?
¿Disminución de un sueldo ya escaso?
¿Cuestionamiento de la Seguridad Social?

¿Poner a trabajar a personas en situación de baja médica?

Todo para obedecer a unos intereses particulares egoístas. Pero poderosos.

No somos mercancía.

(Vive la Résistance)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.