viernes, 18 de marzo de 2011

Veo que visitais más este blog...

...que mi Sitio literário. Tendré que ponerme las pilas y hablar de algo interesante, ¿no?
Para empezar no busquéis aquí una guía espiritual ni religión. No es que no tenga interés por eso, es que estoy cansado de que me utilicen.
La filosofía ya es otra historia. Muchas personas necesitamos encontrar 'algo', un ancla en la tormenta, una certeza. La filosofía, no sólo como actividad cerebral, sino también del ser más profundo humano, puede ofrecer una cierta respuesta.

El Mundo Natural tiene una dinámica y unas leyes que son las de la Vida. La Vida es lo único real, una realidad objetiva y positiva para nosotros-as, y si crees en una Divinidad, la Vida y esa Divinidad deben forzosamente coincidir, si es que es real.
Así que ciñéndonos a la Vida estamos en terreno seguro. La Vida también significa Salud, Bienestar, Prosperidad. La Vida es lo que se expande, lo que nos protege, lo que nos cuida.

Naturalmente la Vida no es meramente un fenómeno biológico. No estoy hablando de esa Vida. Mira dentro de tí, y si no encuentras nada más que células y biología, sal inmediatamente de este blog, porque usamos lenguajes diferentes tu y yo. Para mí la Vida también es Espíritu, no hay diferencia. Para mí, repito, tu cree lo que quieras, pero déjame a mí en paz. (ya te he dicho que estoy un poco harto).

El vacío que hastía a muchas personas, que se aburren y no encuentran nada dentro de sí mismos que les ayude, es debido a que no han cultivado su jardín. Si nunca has cultivado arte o ciencia alguna, interés por los demás, desinterés, si no puedes salir de tu ego y percibir Eso que está más allá de tí mismo-a, estás prisionero-a de tu ego, de tus carencias, de tus manías.

La Vida dentro de tí crece mediante tus actos. Si estos son egoístas y torpes, eso es lo que encontrarás. No es una filosofía muy complicada, creo. Nada sale de la nada, y si nunca has metido nada en tu parte espiritual, no vas a encontrar nada allí cuando vengan las dificultades, o cuando estés tranquilamente sentado-a bajo un pino, aburriéndote soberanamente.

Bueno, ya he soltado un rollo. Si te vale, bien, sino, ¿a mí que me cuentas? Sal y haz algo positivo.

Un saludo cordial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.