lunes, 14 de marzo de 2011

Estoy triste.

* Vivimos un momento especial de la Historia en que todo aquello que conocíamos, todo aquello que dábamos por seguro se tambalea.
Hay quienes se refugian en la superficialidad, no porque sean superficiales, sino porque tal vez, no conocen otra cosa, y eso les da un poco de paz. Yo me refugio en cosas muy simples. Pero no son en absoluto superficiales.
Encuentra dentro de tí aquello que te es fundamental para sobrevivir como ser humano, y sigue ese camino.
Y no olvides nunca que la Humanidad es mayor que la suma de sus componentes.
Un saludo, y hasta el próximo capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Puedes escribir tu opinión. Por favor, se respetuoso. Es un intercambio civilizado.